domingo, 2 de diciembre de 2012

Posted by Claudia Martín Garrido on 19:14 No comments

Teniendo en cuenta este día lluvioso, que te den buenas noticias suman el doble. Y es que cuando ves que el esfuerzo, la ilusión y las horas echadas en algo tienen sus recompensas te llena de ganas de mejorar y seguir esforzándote por aprender y ser cada día mejor. Lo explico; allá por noviembre nos propusieron en una asignatura llevar a cabo una campaña social sobre el tema que quisiéramos con el fin de obtener actividad en la web y en las redes sociales. 




Tras muchas ideas nos decidimos por hacerla de Pou, un juego de Android que comenzaba a tener mucho tirón por entonces. El juego era simple, se trataba de una especie de alinenígena marrón al que cuidar, vestir, dar de comer y decorar su casa. Para todo esto, había que jugar a los minijuegos de la aplicación para conseguir moneditas. El nombre que le dimos tras un pequeño brainstorming fue *TACHÁNTACHÁN* El bar de Pou


De esta manera mi grupo y yo dimos comienzo a una campaña en la que hubo de todo, fotografías poutizadas, concursos a la historia sobre el origen de Pou más original, post divertidos, videos cómicos, participación en Twitter y mucho esfuerzo y dedicación.

La gente se enorgullecía de su Pou y nos enseñaban lo orgullosos que estaban de ellos. Muchísimas Poutizadas y la vida era bonita por aquel entonces y, aunque acabamos cansados de tanto Pou, en realidad, le cogimos cariño a esta pequeña patata marrón. Hasta que en enero entregamos la campaña con más de 10.000 visitas en la web en menos de 2 meses, 450 seguidores en Twitter y cerca de 300 likes en Facebook.


Hemos aprendido muchísimo y hemos sabido enmendar los errores que surgieron en la campaña que llevamos a cabo el año anterior sobre los bulos en internet llamada NoMeHoax y que, pese a obtener también muy buen resultado y trabajar mucho, éramos principiantes y siempre todo puede mejorarse.

Finalmente no sólo nos llevamos la ilusión, el saber que dimos de nosotros lo mejor y que trabajamos con muchas ganas, sino que nos llevamos un ¡pedazo de 10 de nota! Y me enorgullece el equipo que formamos y lo trabajadores que somos. 

Por eso me gusta la Publicidad porque te permite explotar al máximo tu creatividad, tu lado más exigente, más trabajador, más entregado, porque te permite trabajar con un equipo unido del que vas a aprender más cosas de las que esperabas. Y yo me quedo más con eso, porque aunque ese 10 haya alegrado mi día, no es más que una consecuencia y yo soy más de causas.



Así que mi Pou y yo, o yo hecha Pou, no podemos estar más contentas por todo y con más ganas de empezar nuevos proyectos mejorando los presentes.



0 comentarios:

Publicar un comentario